La investigación perteneciente a la Unidad de Inmunopatología del SIDA del Instituto de Salud Carlos III de Madrid que busca frenar nuestra enfermedad (Distrofia Muscular de Cinturas 1F) y gracias a ello la mayor pandemia de la historia de la humanidad, avanza a buen ritmo. Recordamos, que hace pocos años se descubrió que la mutación genética causante de nuestra dolencia, nos inmuniza al SIDA, dado que la transportina 3, la que tenemos alterada, es la que hace de conductora del virus al introducirse en el organismo de una persona infectada.

Esta unidad del Carlos III junto a la Plataforma Precipita (perteneciente a la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Economía e Industria) abren una convocatoria con la que quieren conseguir fondos para adquirir nueva tecnología gracias a la cual, podremos adentrarnos en terapia génica y probar fármacos que puedan ayudarnos.

En el vídeo adjunto, un breve reportaje sobre ello. Y en este enlace más detalles y poder hacer las donaciones a dicha plataforma:  https://www.precipita.es/proyecto/el-tratamiento-de-una-enfermedad-muscular-rara-la-lgmd-1f-mas-cerca-gracias-al-vih.html

Necesitamos llegar a los 9.000 euros en 90 días, que es el mínimo para que se lleve a cabo. Todo lo que sea no llegar a los 9000, no se llevará a cabo y devolverán el dinero a los donantes. Si llegamos a los 25.000 se podrán hacer todos los objetivos del proyecto descrito.

La Unidad de Inmunopatología del SIDA del Instituto de Salud Carlos III de Madrid es una de las partes de la Alianza Médica de investigadores de diversas disciplinas, que se han unido para llevar a cabo este ambicioso proyecto de investigación, en el cual, poder entender más esta mutación genética y ayudar a la cura de la LGMD1F, frenar con nuevos tratamientos el SIDA y entender y lograr tratamientos para otras enfermedades raras similares a la citada que padecemos.

En un momento tan feliz y esperanzador para nosotros, queremos agradecer a tod@s, tanto investigadores como socios y donantes de fondos, el haber podido llegar hasta aquí. No es ni mucho menos el final del camino (de hecho necesitamos donaciones para la plataforma para llevar a cabo esta parte crucial de la investigación), por lo que habrá que seguir trabajando mucho para lograr el objetivo.